sábado, 6 de diciembre de 2008

Perdon

Los dejo con una parte muy intersante de un libro que mi mejor amiga me ha regalado en su pasaje por la isla...


A quien ya no le ha costado perdonar?...quien ya no ha estado de los dos lados, el del villano o el de víctima?...Pues lo importante es que crecemos...y pido perdón si alguna vez hice daño a alguien insitada por la reacción inicial, basada en el impulso...
Dios nos da la oportunidad de re-ligarnos a él, mediante muchos caminos...uno de ellos es El perdón...


Espero que les guste...tanto como a mí...

PERDÓN PARECE SER LA PALABRA MÁS DIFÍCIL
La palabra perdón se origina en el latín tardío, y no es otra cosa que "dar de todo corazón", per: Cabalmente donare (dar).Quien perdona cabalmente de todo corazón hace mucho más que lo que el diccionario entiende por perdonar (decidir no castigar); podríamos agregar que quien perdona decide no castigar y no castigarse.

El perdón comienza en dolor, luego nos preguntamos, qué queremos hacer con nuestro dolor, en qué lo queremos transformar (fantaseando con una venganza) o en convertirlo en bendición, en el milagro de perdonar y liberarse del ciclo del dolor?. Dolor eterno que representa la venganza y que nos lleva a un laberinto maldito, en el que lejos de aliviarnos, no hacemos más que profundizar y reciclar el dolor, en lugar de desintoxicarnos a través del perdón.


Perdonar es decidir no vivir inmerso en el odio, por más justificado que este parezca a los ojos de nuestro ego.


Aprender que las cuestiones no son personales, sino circunstancias que forman parte del aprendizaje, así el camino se vuelve menos sinuoso.


...si aprendiéramos que al aprender evolucionamos y que cuanto más tardamos en perdonar más tardamos en entender para qué "nos pasa lo que nos pasa".


(He aprendido)...Aquel que nos lastimó se hizo más daño a él que a nosotros. La ley de causa y efecto torna innecesária la acción de la venganza, el Karma del que causa dolor, traerá dolor suficiente para que aprenda la lección de la consecuencia del daño infligido.


Perdonar no es fácil, pero no hacerlo es algo así como un goteo eterno del malestar espiritual, físico, y mental, para el resto de nuestra existencia.


...quien no perdona sufre el doble: aborrece a la persona que no puede perdonar "por lo que me hizo" y a su vez se detesta a sí mismo por no poder estar en paz y deshacerse de una buena vez del "problema".


...en la religión judía el día de perdón es el más sagrado del año.


..."Perdonar es volver a Dios, vengarse es querer reemplazarlo"


..."La traición es algo que el otro te hace, la amargura te la hacés vos mismo". No podeis evitar que te traicione un socio, una pareja, un amigo, porque no lo podeis controlar. Lo que afortunadamente podeis manejar es tu reacción, probablemente no la inicial, basada en el impulso y la inconciencia. En otras palabras...podemos no hacernos cargo de la acción del otro pero sí de nuestra acción.


La emoción suele ser mucho más rápida que la reflexión.


Perdonar es libertarse de la acción que el otro te genera, no para permitirle que te lo vuelva a hacer, sino para que puedas no alimentar la fantasía de la venganza.


..."El primer beneficiado cuando perdonás sos vos, cesarán en tu interior los sentimientos de rencor y amargura"...


...La vida no es lo que nos pasa, sino lo que haremos con aquello que nos sucede...


"PERDONAMOS CUANDO LA ACEPTACIÓN DE LO SUCEDIDO SUPERA EL ANCIA DE MODIFICAR LO INMODIFICABLE Y LA NECESIDAD DE ESTAR EN PAZ CON UNO ES MAYOR QUE LA NECESIDAD DE REPARAR LO QUE EL OTRO NOS HIZO"...


Claro que hay distintos niveles de daños y lógicamente distintos niveles de perdones...por eso... no le demos demasiada importancia a lo que no la merece ...


EL COMBUSTIBLE ESPIRITUAL


Ari Paluch





Share/Bookmark

1 comentario:

MARIETA dijo...

Hola!! Llegué aquí a través del blog de Namy
Me ha gustado mucho lo que he leído, así que te invito a visitarme http://estanenaesbuena.blogspot.com/
El último post es un poco triste pero échale un vistazo a los anteriores.Te espero, un saludiño.